Nos vamos ahora a la revelación del día 20 de diciembre,  fuera de la Gala de OT, TVE anuncia que los que formarán parte de la preselección serán los cinco finalistas y que la decisión tendrá lugar ANTES de la final del concurso.

Podríamos haberlo dejado en reposo durante semanas. Sólo faltaba ver cómo se desarrollaban las expulsiones y concretar, una vez proclamado el ganador, quiénes y con cuántas canciones competirían, pero ahora empiezan a moverse otro tipo de engranajes. De entrada, cinco es un numero inusual. Las finales de OT , sobre todo en su formato de TVE nos rememoran a que el fin de nominaciones del jurado y puesta de los concursantes 100% en manos de la audiencia es con 6 semifinalistas y que son los 3 finalistas los que tienen mayor reconocimiento (de hecho en su origen eran los únicos que tenían un premio garantizado). Estos tres eran los que participaban en la preselección -luego, en OT3 se añadió un cuarto participante a la preselección del “paquete” del 4º al 9º,-  y en cualquier caso, después del hecho de que Rosa López en aquellos momentos “debía” no solo ganar el concurso, sino ir a Eurovisión como representante de todo el país, en los dos años siguientes el sentido común hizo que lo que se eligió para representar a Eurovisión fuera más sensato que el mero hecho de “que vaya el ganador”.

Pero por otro lado nos desconcierta el hecho de que el representante de Eurovisión se elija antes de la final. Aquí viene la psicología y ,en estos tiempos en que ganar el concurso no garantiza una “carrera” musical, es muy posible que el hecho de conocer al representante suponga un triunfo en sí mismo, ya que al menos es un paso más en la carrera para esta persona. Las dos o tres semanas siguientes es posible que ya no nos importe tanto conocer al ganador en si… ¿de qué le va a servir ganar? Gestmusic tendrá que buscar la fórmula para que esa recta final, habiendo superado Eurovisión, sea realmente importante e interesante.

Eso en el mejor de los casos, porque según cómo, dejar Eurovisión “en medio” también da un aire de mero trámite, de que no forma parte del acontecimiento que es el concurso. Puede elegirse como representante alguien que no ganará el concurso… o sí… pero en cualquier caso, una vez lo hayamos elegido, no van a poder concentrarse todavía en ser Eurovisivo, deberán estar metidos aún en la idea de ganar la final ¿No desvirtúa un poco la ilusión por el Festival?

Total, que ya sea por no querer repetir formulas de hace años o por una conciencia clara de que Eurovisión es un marrón que hay que comérselo y punto, este año es probable que también acabemos con una sensación agridulce. Cuando existe el “doble” premio, los fans de ambos concursos vivimos cada uno de los procesos como algo independiente. Que Beth o Ramón fueran a Eurovisión no era un premio de consolación por no haber ganado el concurso, era el resultado de un concurso que había tenido unas premisas distintas del OTdrama, las actuaciones decisivas, las salvaciones incoherentes etc.… Además, aún estamos a la espera del anuncio del mecanismo definitivo, del cual sólo se conoce que «autores de prestigio» compondrán las canciones de los 5 finalistas . Esto nos da que pensar al respecto de que quizás también buscan jugar con la influencia de esos nombres en la elección del público. Más elementos que marcarían una separación con la dinámica del concurso y que hace más raro retornar a la recta final algunas semanas más tarde.

Con la premisa actual, por mucho que haya un sector de euroescépticos que afirma que Eurovisión mata carreras, es posible que ocurra lo contrario, que nos quedemos con la sensación de que ganar OT puede ser el premio de consolación por no ir a Eurovisión… lo cual dice mucho de Eurovisión o muy poco de Operación Triunfo.

Finalmente queda un factor que escapa de nuestras manos. Más allá de las conspiraciones, de los tongos, de los dedazos y de las suposiciones de imposición de lo que TVE cree que debe llevar al Festival o a qué concursantes promocionar por otros canales, queda esa otra conspiración que nos da tanta rabia… la de los eurohaters, los trolls de Forocoches que planean uno de sus órdagos… Comentaremos esto en la próxima entrada para redondear estas primeras informaciones de Eurovisión y Operación Triunfo 2017.

Post Author: Mike

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Galeria Podcasts

A %d blogueros les gusta esto: