Decía el otro día Opi, nuestro avanzado y avezado conductor del podcast, que Eurovisión dio un salto enorme hacia algún lado adelante cuando dejó de emitirse tan sólo por la radio.  Luego se convirtió en un espectáculo donde lo que entra por la vista ayuda o perjudica a la canción que sube a la palestra. Gran verdad.

Ahora cogemos esta gran reflexión y la subimos un escalón –o un par de ellos– más y le añadimos el gran fenómeno de las redes sociales, de los hypes, de las polémicas creadas y del impacto cultural y económico que es Eurovisión en sí.

Se lleva hablando, desde hace unos años, de que Madonna va a actuar –edición tras edición, bulo tras bulo– en el intermedio del Festival. El bulo fue especialmente intenso en la última edición, puesto que podría haber ido andando de su casa al Altice Arena, pero tampoco.

Como algunos de los voicers (no vamos a dar nombres) llevan varias décadas en esto de Eurovisión, y aunque nuestro fuerte no sea ser cautos, no podemos evitar que se nos levante la ceja al comprobar mismo ímpetu con el que este año se está anunciando la actuación de la Reina del Pop. Obviamente Israel puede permitirse eso. Hello, Tel- Aviv, pero ¿Implica esto que a partir de ahora cada año vamos a tener una super estrella en el Festival?

No quiero desmerecer a Aqua y a Safri Duo (Copenhague 2001) o incluso a Justin Timberlake (Estocolmo 2016) con la presentación de su hit Can’t Stop The Feeling!, pero es que que a mi es que esto cada vez me huele más a intermedio de la Superbowl. Y superfan de las actuaciones de la Superbowl -bueno, de Maroon 5 casi que ni hablamos-, tan sólo creo que no se puede extrapolar la experiencia.

En un evento deportivo puedes hacer brillar a una superestrella del ámbito músical sin desmerecer al deporte, pieza protagonista del evento, pero ¿y en un festival músical? ¿puede esto llevarnos a desmerecer el esfuerzo de los países (no estoy hablando de España, claro) en presentar una propuesta a un festival de canciones donde el foco principal esté puesto en la superstar de turno?

De hecho hay ahora mismo una encuesta en wiwibloggs sobre actuaciones de intermedio, donde arrasa el Love, Love, Peace, Peace de  Mäns Zelmerlow y Petra Mede, actuación hecha por y para seguidores del Festival, frente al factor de tener a una estrella norteamericana del calibre de Justin Timberlake, ambos interpretados en el mismo escenario.

En serio, ni idea, pero¿qué os parece a vosotros?


Post Author: Administrador

One Reply to “Bitch, she is Madonna!”

  1. Veo una diferencia vital entre que Justin Timberlake (y su equipo y casa discográfica / estudio de cine) vean que Eurovisión es una plataforma estupenda para promocionarse a que un millonario israelí quiera promocionar su país y cómo organiza el festival con Madonna.
    Una actuación de grandes estrellas LOCALES transnacionales como en Copenhague o Portugal será siempre bienvenida, como invitados especiales.

    Cuando es el Festival el invitado en la presentación del single de una estrella estadounidense/mundial, lo estamos haciendo mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Europrobabilidad

Europrobabilidad nombre femenino Cálculo matemático de las posibilidades que existen

Galeria Podcasts

A %d blogueros les gusta esto: