Patriotismo Eurovisivo, Hit or miss?

De toda la vida me han sorprendido los fanatismos. Sean equipos de futbol, divas del pop o artistas locales. Siempre me he sentido lejos de ser del Madrid o del Barça, ser de Apple o de Android, ser mainstream o hipster.

 De hecho, la vergüenza ajena se apodera de mí cuando veo conductas fanáticas de lo que sea. Destruir aquello que no eres o de lo que no formas parte me ha parecido siempre una forma muy pobre de querer destacar,  tirando por suelo el trabajo del otro.

Eurovisivamente esto también se aplica, claro está.  Por la parte que me toca, intento no visitar mucho twitter en estas épocas porque me cuesta controlar mis twits a esos que empiezan con “Europa no nos entiende”, “pero luego se vienen a quemar Marbella en verano”, “Europa nos tiene manía” y lindezas del estilo.

Entiendo que hay una parte de ceguera patriota en mí. Impide que pueda entender qué partes de las propuestas que suele enviar España, ven los europatriotas para garantizar un éxito rotundo: “este año lo petamos”. Si bien es cierto, que este año al inicio de la campaña y antes de verlo en directo, llegué a pensar que igual este año estábamos en la columna de la izquierda de las votaciones, pero una vez visto en directo -que es un MUY BUEN directo el de Miki-, enseguida ves que hay cosas que no traspasan fronteras.

Cuando los fans veían amor y cuquismo en Amaia y Alfred, Europa vio dos sosainas edulcorados. Cuando los fans veían la superación de Rosa y a la futura Whitney Houston, yo veía una chica de pueblo con muy buena voz pero no demasiado carisma. De la croqueta no hablamos. Con Barei ocurrió algo parecido, mucha fuerza antes de llegar al festival y mucho hype patriota, pero… tampoco.

Y me consta que muchos de los fans Europatriotas realmente sienten lo que dicen y lo viven como tal.  Que no hay postureo, vaya.

Entonces, uno intenta analizar si son motivos culturales los que bloquean ese exitazo más allá de nuestras dos fronteras. Quizás – y usando el caso cercano de este año- la charanga es algo muy español que a Europa se le hace lejano. Quizás es comparable a esos instrumentos imposibles en los temas balcánicos que nos dejan muy fríos.  O cuando los turcos se ponen ponían étnicos y nos quedábamos un poco WTF.

Quiero descartar temas políticos, porque realmente creo que no aplican. Hay quien le llama “afinidad territorial” o el “voto migrante”, pero finalmente se me hace extraño pensar que este tipo de voto pueda hacer decantar la balanza con suficiente peso para que esto sea un argumento a tener en cuenta. Sí así fuese, cuando Australia tiene buenas puntuaciones, ¿es porque le votan los australianos por el mundo? ¿Pero y cuando no tiene buenas posiciones? ¿El jet lag? 😉

Que hablando de Jet Lag, es curioso que “a veces” nuestras propuestas sigan la estela del estilo del año anterior. ¿Gana Netta y Toy y enviamos charanga?, ¿gana Portugal y enviamos tema intimista?, gana Jamala y enviamos… bueno, no enviamos a nadie a Kiev, ¿cierto?  Gana Conchita y enviamos a Edurne (sin bigote, gracias al cielo)… igual estas cosas puedan pesar en la imagen que da España en el certamen, ¿quizás?

Si nos centramos en los descalabros votos del jurado de este año, la cosa se pone cruda. 1 punto de Rusia. Glups.

Y por último y por desgracia lo que parece que tiene más sentido es que esto sea como lo del dicho popular “cría fama y échate a dormir”. Quizás tenemos una imagen de país despreocupado por el certamen (¡juas!) y se necesiten muchos Mikis con su actitud y ganas y muchos menos Tinets y su desprecio “por el festival de cancioncillas“ para lavar esa imagen que nos hemos cincelado año tras año, tras año, tras año…

Y que si hay algo más español que la tortilla de patata, es la falta de autocrítica. Siempre es más fácil culpar a alguien que analizar qué ha podido ocurrir, ¿no? De no ser así, a estas alturas, la Delegación Española que se encarga de la candidatura, quizás se podría haber planteado una dimisión, ¿verdad?

No sé, ¿vosotros que pensáis? ¿Puede alguien aportar otros  posibles motivos, sin mayúsculas ni dogmas?

Su seguro servidor que besa su europea mano (esto me lo ha enseñado Mario, que es de su época),

Un voicer .

Post Author: Administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Galeria Podcasts

A %d blogueros les gusta esto: